Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
logo nutrición erein

Virginia Descalzo Perea

Desde muy pequeña he tenido claro que la profesión ideal para mí debía unir enseñanza y ayuda a los demás, por eso cuando comencé el grado en Nutrición supe que había llegado para quedarme.

Durante los cuatro años de carrera aprendí mucho sobre alimentos y dietoterapia, pero sin duda a través de la práctica pude conocer el alcance de la profesión. Porque ser nutricionista va mucho más allá de una báscula y un menú. Roté por diferentes servicios hospitalarios en los que una adecuada nutrición consigue mejorar y ayudar a los pacientes, pude acercarme a la nutrición infantil, tuve la suerte de aprender de grandes profesionales en el mundo deportivo y poner en práctica todos esos conocimientos dentro de una importante empresa de catering.

Para complementar mi formación y así poder decidir hacia dónde poder dirigir mi carrera profesional, realicé el máster en Seguridad y Biotecnología alimentarias, adentrándome así en el mundo de la alimentación desde otra perspectiva y aprendiendo sobre procesos, técnicas y calidad en la industria alimentaria.

Posteriormente, en toda mi experiencia en consulta nutricional he tratado con una gran variedad de casos que me han reafirmado la importancia de seguir ampliando conocimientos y de mantenerme al día con los avances en nutrición. Por ello no he dejado de formarme y continúo haciéndolo día a día para poder ofrecer un servicio de calidad personalizado.

Mi motivación principal para ser nutricionista es poder ayudar a las personas a conseguir realizar un cambio en su estilo de vida a través de su alimentación para mejorar su salud y sentirse bien consigo mismas. Enseñar a comer mejor, a leer etiquetados, trucos sobre técnicas culinarias o recetas que hagan más sencillo el camino son algunas de las cosas que siguen acrecentando mi vocación a día de hoy.