Llega septiembre y, esto, en la gran mayoría de casos, significa volver de vacaciones, volver al trabajo, volver a las obligaciones…En definitiva, volver a la rutina.

En vacaciones y, especialmente, en verano, desconectamos de nuestra rutina del día a día y, es por ello, que la vuelta se nos hace más costosa que en otras épocas del año.

No obstante, septiembre no tiene que ser vivido como un mes desagradable, estresante ni lleno de malestar emocional.

Por esta razón, os dejamos algunas cosas que podéis hacer para que esta vuelta la viváis de una manera más positiva y satisfactoria:

Tips para una vuelta a la rutina después de vacaciones:

  • Trata de no retomar todas las “obligaciones” de golpe. Es mejor si tienes la posibilidad de hacerlo de forma progresiva y con forme vayas cogiendo el ritmo.
  • Organízate y prioriza las actividades que tienes que realizar en el día y/o en la semana. Para ello, puedes hacerte las siguientes preguntas:
    – ¿Qué cosas tengo que hacer sí o sí?
    – ¿Esto lo puedo dejar para otro día?
    – ¿Estoy poniéndome más carga de la que puedo soportar?
  • Reserva un tiempo diario para ti. Un espacio todos los días donde puedas hacer algo que disfrutes o simplemente descansar.

¡Esperamos que con estas ideas la vuelta se os haga menos dura y podáis seguir disfrutando! .

Pide tu cita